Américan Pit Bull Terrier

Parkson Hammonds ROM


(Fuente: Revista Pit Sport / Sep 2006 - Traducción Diego Palomino)

A principios de los años ochenta, después de que Rufus había muerto, todavía poseía y tenía acceso a varios de sus hijos, todos los cuales sentí que tenían las posibilidades genéticas de continuar y producir buenos perros. Uno de los últimos era una llamado pig, siendo registrado como Snort.

El había producido muy buenos perros, a pesar de no ser cruzado con demasiadas perras. Fue cruzado con Rennie B en 1990 y como resultado de aquel cruce obtuve a Park Son y a un par de hembras muy interesantes. Este era, como me había imaginado, un cruce especial. Desde Rennie B, dos de mis favoritas de todos los tiempos fueron Andy L y Batima. Anfy L salió de Rufus x Black Sister. Black Sister salio de Stomper y Bonnie Boots. Esa combinación Alligátor-Bully resulto en uno de los mejores cruces de aquella epoca y demostró ser mucho mejor que otros que había visto. Pig salió de Rufus y una hembra Carver, resultado de Stompanato x Missy Lou. Ella vino directamente de Maurice, por eso se pueden dar cuenta porque sentía que ese cruce sería algo especial, esta poseía una muy buena estructura genética. Tenía pensado quedarme con la camada completa, pero para ese momento había entablado una muy buena amistad con un muchacho de California llamado Don Park. Era un tipo agradable y a medida que creció su pasión por los perros, el solo quería lo mejor, entonces pensé en darle un perro especial.

El cachorro macho de la camada de Pig era espectacular, asi que tomé la decisión de dárselo a Don y solo guardar las dos hembras. Este macho era de color chocolate red, era alto, larguirucho. Don llamó a este perro “Park Son”. Don era un fanático cazador, y utilizaba a sus perros en las cacerías. Los viejos cazadores de cerdos salvajes me decía que Don tuvo mucha suerte de no haber perdido a un perro o dos y de no haberse matado. Parece ser que esta no era la forma ideal para comenzar, pero a Don esto solo le costó una enorme cuenta de veterinarios y varios cientos de puntadas en los perros. “Park Son” todavía era un cachorron y no estaba listo para la acción.

Entre tanto, Don tenía problemas para controlar a los perros, debido a la gran cantidad que poseía, entonces me ofreció devolverme a Park Son, yo estaba entusiasmado con la idea, y aunque no tuviera lugar para otro perro, lo hice y Park Son vino a mi yarda. Siempre estaré en deuda con Don por devolverme a Park Son, siendo que lo pudo haber vendido a un muy buen precio. Cuando Park Son llegó, puedo asegurar que recibió los mejores cuidados.

Él era el perro más grande que había tenido en mi yarda, en parte gracias a una nutrición de alta calidad y mucho ejercicio. Decir que era halagador es una subestimación, ya que lo hacía más que utilizarlo como perro de stud en mi programa de cría. Lo cruce bastante rápido para ver que daba, y observar su capacidad como padrillo. Una de sus hermanas, tuvo una camada o dos y la otra, una roja como Park, nunca dio un cachorro en toda su vida. Desde el arranque, Park solo fue cruzado con hembras de muy alta calidad, tanto su habilidad como su producción pueden haber sido subestimados, pero hizo su parte, a pesar de esos factores especiales, seguimos cruzando hembras por encargo durante años. Podría seguir por horas contando historias de Park Son y de Don Park, pero las guardare para otro momento o mejor dicho, las guardaré para mí. Para el año 2000, Park Son, había hecho todo esto, y se encumbró como unos de los mejores perros de servicio de todo el mundo. Ya tenía 10 años, y muy rara vez fallaba en sus servicios.

En Septiembre del 2002, le había dado tos, y puedo asegurar que no estaba al 100%, lo llevé al vet, me dijo que Park tenía esa tos que les suele dar a los perros viejos con parásitos del corazón en etapa avanzada. Al tomar muestras de sangre, Park Son dio positivo para parásitos de corazón. Acordamos que él no podía tener una infección fuerte, ya que había estado toda su vida con Ivomec y no era factible tratar a uno de doce años.

Le dimos Lasix y un buen antibiótico de espectro y en dos días desapareció la tos. Inclusive lo cruzamos con unas hembras, pero no dieron camadas. El estaba fuerte y sano hasta mediados de Octubre, pero al tratar de cruzarlo para comienzos de Noviembre, ya no podía hacerlo solo. Estaba medio pálido y la tos volvió a mediados de mes. Comía bien, lucía gordo y sano para esa época fría, pero yo podía afirmar que estaba mal.

El se la pasaba al sol todo el día como lo suelen hacer los perros viejos, ya para la primavera casi no podía caminar. En un principio pensé en dejarlo pasar la noche con Stagger Lee, una vieja perra, para que ellos se acurrucasen para darse calor. Par fines de Noviembre, lo llevamos al vet para chequearlo y me dijo que no había nada que podamos hacer. AL parecer había desarrollado un paro cardio congestivo, complicado por la disfunción del riñón. Le suministramos Lasix y comenzamos a estimularlo con adiciones de riñones en su dieta, cosa que el consumía al máximo, solo que esta vez era más despacio que de costumbre.

Solo esperaba llegar a casa para sepultarlo, pero a los días parecía mejorar y el domingo 1 de 2002, lucia bien de buen ánimo. Monday Chad y Aimee de Iowa estaban aquí, al igual que John de California. El estaba en su cadena al sol y solo miraba como todo iba y venía esa mañana, siempre con esa tos en cada aliento y su cola golpeaba de vez en cuando en la tierra. Después que todos se retiraron baje para ver como esta, el se levanto para que lo acariciase y no comió el alimento que le había dejado antes de irme. Le dije adiós y me fui a la tienda de alimentos.

Cuando llegué a casa, no escuche la tos y pensé lo peor, pero no, el estaba allí tirado al sol tomando una siesta. Luego de unos días murió. Siempre se desplazaba tan fácilmente t era tan rápido en sus pies, que nunca parecía ser del tamaño que era. Cuando sepulte sus 27 Kg., le agradecí a Dios por haberme dado a él y por todo lo que hizo por mí. Celebre su vida cuando terminó y me puse a revisar lo que había dejado, y allí estaban ellos, eran una docena de perros Park Son, de diferentes tamaños, edades, colores y destinados a continuar lo que había emprendido cuando empecé con Rufus. Quien sabe donde terminará esto. Pienso que Park Son ha sido el último hijo, nieto de Rufus. El llevó una buena vida, como la mía, llena de aventuras y rodeado por la gente querida.

Aguer History

La verdadera historia del APBT



Yo Soy Américan Pit Bull Terrrier - El libro del APBT

Ver detalles del Libro!

Nuestro Objetivo

Desde el 2003 trabajamos con la premisa de transformar este web site en la más grande biblioteca gratuita de información sobre los orígenes y evolución del Américan Pit Bull Terrier.

Ir arriba

Política / Legales

Todo el contenido de este Web site es de caracter histórico, también hay material ficticio para entretenimiento del visitante. Aguer History no ampara ninguna actividad ilegal.

Ir arriba

Nuestros visitantes


Ir arriba

Donaciones

Si este sitio le fue de utilidad, ayúdenos a mejorarlo.

Ir arriba